¿ESTOY EN CONDICIONES DE REALIZAR EJERCICIO FÍSICO INTENSO?

Actualmente estamos viviendo un boom de actividad física y deporte en nuestra sociedad; esto es una gran noticia ya que, como ya sabemos, el ejercicio físico es una de las mejores terapias en la prevención de diversas patologías físicas y psíquicas.

El principal handicap reside en que se realice dicha actividad física de manera excesiva, sin control y/o inadecuada a nuestras características. Cada vez vemos a más personas que tras años de inactividad y hábitos poco saludables, comienzan a realizar actividades físicas (Crossfit, Hiit…) o a practicar deportes (Running, Triatlón…) de una intensidad elevada sin ponerse en manos del  médico, para que nos realice pruebas de valoración de nuestra salud que aconsejen o contraindiquen la practica de actividad física, como analíticas, pruebas de esfuerzo… o entrenadores personales que gradúen la carga de entrenamiento de manera progresiva, evitando así el riesgo de padecer algún problema sanitario, hecho que desgraciadamente ocurre cada vez con más frecuencia.

¿Cómo detectar si hay riesgos para la salud a la hora de realizar actividad física?

Realizarse una analítica anual debería ser algo obligado para todos, más si cabe, si hacemos actividad física o si tenemos la intención de empezar a realizarla; a través de ella podemos detectar si tenemos riesgo de padecer algún problema de salud a la hora de realizar ejercicio.

 Parámetros que nos indican riesgo cardiovascular:

Según la Organización mundial de la Salud (OMS) las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la principal causa de muerte en todo el mundo; se calcula que en el 2008 murieron por esta razón 17,3 millones de personas en todo el mundo (el 30% de las muertes) y se estima que en el 2030 serán 23,3 millones el número de muertos por ECV. Realizar ejercicio físico de manera segura y controlada es la mejor prevención para este tipo de enfermedades, aunque por el contrario, hacerlo sin el control de profesionales cualificados y sin conocer nuestro estado de salud puede incrementar considerablemente el riesgo de padecer ECV.

 Debemos considerar 8 parámetros para evaluar la salud y comprobar si se tiene riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares:

–          Edad: H ( más de 45 años); M (más de 55 años)

–     Antecedentes familiares: H (Problemas cardiovasculares en familiares de primer grado antes de los 55 años); M (Problemas cardiovasculares en familiares de primer grado antes de los 65 años)

–          Tabaquismo: Actual o en los últimos 6 meses

–          Colesterol: Total (más de 200), HDL(menos de 40) y LDL (más de 130)

–          Glucemia: en ayunas, más de 110

–          Hipertensión: más de 140-90. ó persona que toma antihipertensivos

–          Obesidad: IMC (índice de masa corporal) de más de 30 ó circunferencia de cintura H(más de 102) y M (más de 88)

–          Sedentarismo: menos de 30’, 5 días a la semana.

–          El colesterol “bueno” (HDL más de 60), sería un factor positivo a sumar a los negativos

Teniendo en cuenta estos parámetros (se suman todos los factores y se resta el HDL si da positivo) podemos clasificar el riesgo de padecer una afectación cardiovascular en:

–          Riego bajo: no más de 1 factor

–          Riesgo Moderado: hasta 2 factores

–          Riesgo elevado: más de 2 factores

Siempre que tengamos riesgo moderado o elevado, es OBLIGATORIO HACERSE UNA PRUEBA DE ESFUERZO, si se va a realizar una actividad física intensa.

           CÉSAR CRESPO ÁLVAREZ/JORGE JIMÉNEZ MATUTE

WWW.LIFEFORM.ES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies